Blog

¿Por qué Ochenta Noventa?

Algo que nos preguntan constantemente es: ¿Por qué Ochenta Noventa?, así que hoy les vamos a platicar sobre el significado detrás de nuestro nombre.

La idea surgió un par de meses antes de que supiéramos que íbamos a ser socias, siempre hemos tenido el gusanito del emprendimiento y nos encontrábamos explorando nuestras opciones sobre qué haríamos después de graduarnos. Es común que los diseñadores utilicen su propio nombre como marca, tiene sentido pues el diseño y la creatividad son algo muy personal, sin embargo, nuestro sueño era crear un espacio de colaboración multidisciplinaria en el que personas con distintos perfiles trabajáramos en conjunto para alcanzar un mismo objetivo, así que era necesario tener un nombre con el que todos nuestros futuros colaboradores se sintieran identificados.

Recordatorio para sketchear el logotipo de Ochenta Noventa, diciembre 2016.

Para los que no saben, La Comarca Lagunera está conformada por tres ciudades y dos estados; Gómez y Lerdo que se encuentran en el Estado de Durango y Torreón en el Estado de Coahuila, las tres ciudades están unidas por un puente que atraviesa el río Nazas. Nos gusta decir que el nombre Ochenta Noventa es super Lagunero por que la idea surgió en el momento de cruzar el puente de Torreón a Gómez, esto fue en diciembre 2016, una temporada en el que surgió la moda de criticar a nuestra generación: los millennials.

Seguramente han escuchado todo lo que los millennials arruinamos: desde las bienes raíces, la industria automotriz, la economía, la joyería fina, los aguacates, etc; además de que según generaciones mayores somos demasiado egocéntricos y egoístas. Se nos critica mucho por ser “inestables” porque no nos queremos casar jóvenes y tener hijos no es una prioridad en la mayoría de los jóvenes de nuestra generación, y la lista sigue y sigue. Suponemos que algunas cosas son verdad y algunas otras son simples choques generacionales. Hay que entender que fuimos la primera generación en crecer con la tecnología a nuestro alcance, aunque no era tan sofisticada como lo es ahora. A nosotras nos gusta pensar que obtuvimos lo mejor de dos mundos, todavía nos tocó jugar con nuestros primos y amigos a imaginar escenarios inexistentes y correr libres por ahí, pero es verdad que la tecnología se ha apoderado de nuestras vidas en los últimos años. Sin embargo, hay un punto en específico con el que no concordamos, y es que a diferencia de muchos, creemos que somos una generación sumamente empática.

Soñando con el logotipo de Ochenta Noventa

Creemos que precisamente la tecnología nos ha ayudado a ponernos en los zapatos de los demás, pues sabemos exactamente lo que está pasando del otro lado del mundo, somos los primeros en recibir noticias a través de las redes sociales, además de que tristemente somos una generación que está viviendo las consecuencias de muchas malas decisiones que fueron tomadas antes de que nosotros naciéramos, por lo que para nosotros es una necesidad preocuparnos por lo que está sucediendo en nuestro planeta, lo que le pasa a nuestros cuerpos y cómo tratamos a los demás, por lo que al crear nuestra empresa decidimos escribir el siguiente manifiesto:

“Los nativos en los años 80’s y 90’s somos Millennials y creemos firmemente en que somos una generación que tenemos la capacidad de generar impacto estando comprometidos con problemas de interés social como el cambio climático, la salud, la sustentabilidad, y la equidad de género, entre otros. Alzando nuestras voces, extendiendo la mano para aquel que la necesite, empoderando a otros, recibiendo con los brazos abiertos a cualquier persona sin importar su género, edad, orientación o preferencia sexual, raza o religión. Siendo todo esto posible gracias al poder de la unión, la generosidad, la empatía, el respeto, la honestidad y la tolerancia.”

No vamos a decirles que somos perfectas y que todos los millennials son seres de luz que solo desean hacer el bien, pero si nos preocupamos y queremos tomar decisiones sabias y poner nuestro granito de arena para dejar el mundo un poquito mejor de como lo encontramos. Queremos innovar con propósito, ayudar a través del diseño, poner a disposición de los demás nuestros conocimientos y habilidades, y creemos que muchos otros millennials cuentan con las mismas intenciones. Ochenta Noventa hace alusión a nuestra generación, quienes nacimos en los 80´s y 90´s. Nuestro nombre es un manifiesto, para nosotras es como decir: si, somos millennials la generación que tanto odian, pero queremos hacer algo bueno a través de lo que nos apasiona. No somos perfectos, no somos una generación ideal, rompimos con muchas tradiciones, el mundo está cambiando porque tenemos otras prioridades, a veces hacemos cosas incoherentes pero hey, en medio de todo el caos, lo estamos intentando. 

Así que la próxima vez que veas a un millennial sumamente estresado que no puede pagar nada pero con un vaso reusable de café orgánico que apoya a los caficultores de Chiapas, leche de almendras por que #vegan y sin popote por favor, abrázalo y dile que todo estará bien.

Probando nuestro primer sello con el logotipo final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *